¿Cómo se configura el precio de una vivienda?

¿Cómo se configura el precio de una vivienda?

Los impuestos a los que ha de hacer frente el promotor durante el proceso de edificación representan un 25% del precio del inmueble.

A día de hoy el suelo supone el 32% del precio final de una vivienda, según Asprima. Esta cifra se produce antes de impuestos, pues un inmueble de nueva construcción conlleva el pago del IVA, que se suele situar en torno al 10%. La misma fuente revela que los impuestos a los que ha de hacer frente el promotor durante el proceso de edificación son otro 25% del precio del inmueble.

Por su parte, los costes de construcción representan un 16% y el margen del promotor, una media del 17%. También es necesario destacar lo que suponen los costes de construcción desglosados, pues solo el precio de los materiales supone un 57%. Por su parte, la mano de obra acumula el 40%. En concreto, una vivienda de 140.000 euros se desglosaría en un precio del suelo de 44.800 euros, tributos por valor de 35.000 y un margen de beneficio para el promotor de 23.800.